Cuida el planeta

 

El cuidado del planeta y todos los recursos naturales, es un asunto que nos compete a todos los seres humanos que hacemos de la tierra nuestro hogar. Así que, empieza a crear el hábito con pequeñas acciones que pueden cambiar tu entorno.

Recicla en tu hogar

Empieza en casa ayudando al planeta reciclando conscientemente.  Así de fácil puedes lograrlo:

  • Utiliza recipientes para separar el material, te recomendamos que cada uno sea de un color diferente para que te sea más dinámico y agradable:
    • Recipiente de basura orgánica y biodegradable: allí podrás ubicar todos los desechos de comida que produces, además de papeles manchados con grasa, aceites, tintas y demás.
    • Recipiente de plásticos y metales: utiliza este depósito para los materiales plásticos tales como empaques, botellas, productos de aseo y limpieza, latas de conserva entre otros.  Es importante que tengas en cuenta que es mucho más eficiente que este tipo de material este limpio y completamente vacío.
    • Recipiente de papel y cartón: En este recipiente podrás reciclar todo el papel que ya no necesitas en casa, entre los que contamos: revistas, periódicos, cajas y empaques de cartón donde vienen regalos, zapatos, cereales entre otros. Recuerda que deben estar libre de grasas y aceites.
    • Recipiente de vidrio: Aquí podrás almacenar todo el vidrio que tengas en casa, recuerda que las botellas deben ir sin tapa, vacías y limpias. Es importante que tengas en cuenta que no debe depositar: bombillas, vajillas o cristales rotos.
    • Recipiente de otros residuos: este depósito podrás utilizarlo para almacenar otros elementos que no tienen clasificación dentro de los demás recipientes entre ellos: pañales, juguetes, elementos de cocina y demás.

 

Lleva material a puntos limpios

No basta con reciclar en casa, es importante que también utilicen los puntos limpios que están ubicados en diferentes centros comerciales y que permiten el cuidado del medio ambiente.  Allí podrás ubicar:

  • Pilas.
  • Tapas de gaseosas.
  • Aceite doméstico.
  • Entre otros elementos. 

No arrojes basura en las calles, playas y demás espacios públicos

Este debe ser tu compromiso día a día con tu ciudad y planeta. Aunque suena simple y se ha generado conciencia sobre este tema, aún vemos personas que tiran sus basuras por las ventanillas de los carros o van caminando y arrojando basuras.

Si eres un consumidor frecuente de chicle, es importante que tengas en cuenta que no debes arrojarlo, porque su olor atraer a muchas aves que en su afán de alimentos lo picotean y hacen que se pegue en su pico y mueran lentamente de hambre.

Utiliza más la bicicleta

Cada vez es más frecuente que en las ciudades de nuestro país se dispongan de más rutas de ciclovía, aprovecha estos espacios para utilizar la bici más seguido. 

Siembra árboles, plantas y semillas

La siembra de árboles contribuye enormemente a la repoblación de estas especies vegetales en lugares que sufrieron deforestados, aporta oxígeno a nuestro planeta y absorben el dióxido de carbono.

Así que, empieza a indagar en tu cuidad por fundaciones u ONGs que promuevan la siembra de árboles o incluso plántalos en fincas, zonas verdes que compartas con tus vecinos.  De igual manera, podrás cultivar especies más pequeñas en los balcones de tu casa bien sea de uso ornamental o incluso para limpiar el aire de tu hogar. 

Enseña a los pequeños del hogar

El cuidado del medio ambiente así como los valores, conductas y disciplina se transmite a cada generación a través del ejemplo, la reflexión y la conciencia.  Así que, empieza a educar a los pequeños de casa sobre el cuidado del planeta, inclúyelos en las actividades de casa: tales como el reciclaje, siembra de las plantas y muéstrale los beneficios y los riesgos para todos si no cuidamos la tierra.

Ahorra agua y energía

Si bien este hábito contribuye al cuidado del medio ambiente y a la conservación de nuestros recursos naturales, también se convierte en una herramienta de protección para la economía de nuestro hogar. Te compartimos unos tips importantes para que apliques:

  • Incluye filtros de ahorro de agua para las canillas, duchas y grifos.
  • Reutiliza el agua de tu lavadora.
  • Cierra la llave para enjabonar los platos, tus manos y tu cuerpo.
  • Compra bombillas ahorradoras.
  • Apaga las luces que no necesitas durante el día y la noche.

 

¡El planeta te necesita, cuídalo!.

 

Fuentes:

https://www.ecoembes.com/es/ciudadanos/envases-y-proceso-reciclaje/como-reciclar-bien

https://www.ecoembes.com/sites/default/files/guia-con-contenedor-residuos-organicos.pdf